lunes, 8 de abril de 2013

Lavdía.

Pestañeo y observo la calle a través del cristal, mientras el cielo llora lágrimas de lluvia que caen inexorable, pero lentamente por el ventanal, ahí fuera la ciudad dormita en un estado de coma levemente interrumpido por algún que otro transeúnte que vaga dejándose llevar por los callejones.
Suspiro.
Ahí fuera la única luz que interrumpe la cerrada noche es la de un coche que arde ante los atónitos ojos de su dueño.''Haber pagado hijo de puta.'' reza el único indicio de que ha sido provocado.
Dentro de la estancia la llama de un cigarro que se consume en mi cenicero, como la vida de ese vagabundo bajo la lluvia.
En mi cama sus piernas y el resto de mi dignidad mezclado con los cachos de mi alma y mi voluntad, que perdí volviendo a caer en sus redes, lo sé pero visto desde este punto hay muchas cosas que podrían salir mal y desde este punto no estoy tan en la mierda como esperaba.
Doy una calada.
Esos ojos, hija de puta.
Anoche cuando cogí las llaves del suelo para salir de casa sabia que acabaría así.
Es como la muerte detrás del túnel o la luz roja del puntero dilatando las pupilas de alguno que ya no esta, en la morgue.
Ni la droga mas dura me provoco lo que esos labios y tarde mil noches en borrarla, así que imagínate a esta puta.
Me acerco el cigarrillo a la boca y pienso en mi futuro.
He visto noches mas claras.
 Doy otra calada y recorro la estancia con la vista.
No hay luces, pero he perdido la cuenta de las horas que llevo aquí, mis ojos se han acostumbrado a la tenue luz que se cuela por el ventanal de madrugada.
 Se reconocen por todos lados marcas de lo que hemos echo.
Su vestido en la silla y sus medias rotas en el suelo.
Que guapa es la cabrona.
 Doy otra calada.
Es la típica belleza que no nace de unas curvas sino del arte de saber mover un cuerpo, en mas de un sentido sabe moverse.
Duele todo esto.
Duele hasta el silencio.
Doy otra calada.
 Esta zorra no hace mas que romperme y nunca viene a sanarme mas que cuando no se la espera, entonces si, aparece y se queda unos días. Luego se va.
Como se irá siempre.
Como sé que hace con otros.
Otra.
No me molesta en exceso que esté con otros, al menos soy el único al que año tras año vuelve. Deje muchas cosas por esta chica, incluida mi salud.
Dios, mierda, he vuelto a caer, estrello el cigarro contra el cenicero metálico, me pongo los pantalones y salgo a la calle.
La luvia se estrella contra mis hombros, pero ya ni me importa. Mis gritos se pierden en la noche, como los aullidos de un lobo a la luna, alguna que otra luz se enciende en el vecindario de vecinos curiosos o inquietos.
Gritan cosas pero ni les oigo, ya estoy muerto.
Dijeron que era peligroso salir de noche.
Mírame ahora, mama.

16 comentarios:

  1. Zhes está genial, deberías seguir escribiendo, se me han puesto los pelos de punta de verdad.Enhorabuena.@mariautrillas

    ResponderEliminar
  2. Aquí tienes tu comentario (:

    ResponderEliminar
  3. Precioso . Me ha encantado . @elsa_mayoral

    ResponderEliminar
  4. Mola mucho, creo que deberias seguir escribiendo cosas asi. Esta genial :)

    ResponderEliminar
  5. Está bien, sube pronto la continuación.
    Una objetación, en la frase "se ven marcas por todos lados de lo que hemos hecho" ese" hecho", lleva 'h' ya que es del verbo hacer. Una buena escritura, ayuda más a atraer la atención del lector. Dejando eso a un lado, es bastante clara y ordenada, está genial.

    ResponderEliminar
  6. tus palabras me dan un pequeño aire a los textos de carlos ruiz zafon.
    me gusta!

    ResponderEliminar
  7. Esta genial, en serio, escribes bastante bien, me das envidia... Una curiosidad, es una experiencia propia o ha salido de ti sin saber porque? Besiiis y sigue asi! Me ire metiendo a ver si has subido algo o no :) C.

    ResponderEliminar
  8. Nada mal, la verdad. Tan bien escrita y detallada que es muy fácil de interpretar gráficamente lo que lees. No cuesta nada imaginarse perfectamente la oscuridad de la madrugara, la habitación desordenada, el vecindario, la calle a oscuras, etc. @Gangnam_Cat

    ResponderEliminar
  9. He perdido la cuenta de la cantidad de faltas de ortografía que hay. Ese "echo" sin "h" me ha dolido en lo más profundo de mis globos oculares.

    ResponderEliminar
  10. Nada mal eh, sigue así Zhes :3

    ResponderEliminar
  11. Puuuuueeees yo, que no tengo 15 años y algo sé no te voy a lamer el culo. Abundan las metáforas y comparaciones, alguna esta guay pero demasiadas es el recurso del que no sabe demasiado. Algun insulto del tipo zorra le da un punto (sexi) pero todo lo hace ver vulgar. Como principiante no esta mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Echaba de menos comentarios así, que entraran un poco en detalles, muchas gracias por tu opinión, intentare mejorar esos aspectos en mis próximos textos.

      Eliminar
  12. Ales, ya sabes lo que pienso, es mejorable pero lo haces genial, se nota que te llena. Está muy bien. Te quiero. Att: Elen.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta. Mucho. Enserio. Pero no me gusta lo de que la insultes... No lo se, la literatura no es lo mío, pero da la sensación de que están fuera de lugar. Por lo demás, me parece precioso. Espero una segunda parte. Un beso.

    ResponderEliminar